lunes, 27 de marzo de 2017

El canciller traidor.

John M. Ackerman
En lugar de denunciar internacionalmente al gobierno de Donald Trump por sus ataques racistas y fascistas contra mexicanos y extranjeros, Enrique Peña Nieto prefiere trabajar con el nuevo dictador de Estados Unidos para acosar y agredir a la hermana república de Venezuela. En un acto de alta traición a los principios de solidaridad latinoamericana y de la soberanía nacional mexicana, el canciller Luis Videgaray se ha convertido en un vil lacayo de Washington y en el principal porrista de la propuesta de Luis Almagro, secretario general de la Organización de los Estados Americanos (OEA), de expulsar a Venezuela por su supuesto rompimiento con la Carta Democrática de la organización.
Si la Asamblea General de la OEA decide sacar a Venezuela tendría que expulsar también, y en el mismo acto, a México.
Venezuela es mucho más democrático y respetuoso a los derechos humanos que México. En el país sudamericano no asesinan periodistas ni se cometen fraudes electorales. En Venezuela no hay masacres cada seis meses ni se desaparece masivamente a estudiantes, como en los casos de Nochixtlán, Ayotzinapa, Tepic, Tlatlaya, Apatzingán, Ostula y Tanhuato. Y en Venezuela los medios privados de comunicación electrónica se lanzan día y noche, y de la manera más frontal y directa, en contra de su gobierno, mientras en México estamos sujetos a un régimen de control mediático sin parangón.

Desmilitarizar la seguridad pública.

Carlos Fazio
Bajo una fuerte y sostenida presión política y deliberativa mediática del alto mando castrense, el Congreso mexicano discute sendas iniciativas que buscan dotar de un marco jurídico ad hoc la intervención de las fuerzas armadas en tareas de seguridad pública, funciones que la Constitución define como propias de las policías. Entre ellas, la prevención e investigación del delito; la detención de infractores de la ley; el aseguramiento de la escena del crimen y la evidencia; recoger testimonios; realizar peritajes penales, e instalar retenes para inspeccionar bienes y personas.
Los amanuenses promotores legislativos de esas iniciativas anticonstitucionales plantean, también, autorizar a los militares hacer uso de cualquier método de recolección de información, lo que potenciaría las acciones de inteligencia (espionaje de teléfonos móviles y fijos, vigilancia cibernética, etcétera) sobre toda la ciudadanía y legalizaría la práctica común de los apremios ilegales y la tortura.

domingo, 26 de marzo de 2017

Cuauhtémoc Cárdenas llama a poner en práctica el plan Por México Hoy

Afirma que se trata de un proyecto progresista y democrático
El senador Alejandro Encinas y el sacerdote Alejandro Solainde durante los trabajos del proyecto Por México Hoy, ayer en Comisión de Derechos Humanos del Distrito FederalFoto Francisco Olvera
Alma E. Muñoz
Periódico La Jornada
Domingo 26 de marzo de 2017, p. 10
Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano llamó a instrumentar Por México Hoy, que impulsa la construcción de una mayoría social, pensando sobre todo, si estamos hablando de elecciones, en la cabeza del Ejecutivo federal y en la mayoría del Congreso que resulten elegidos.
Planteó que si es parte de colectivos, debemos buscar que el apoyo vaya a quienes adopten, trátese de partidos o de candidatos, nuestras propuestas.
En la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal, aclaró que no se trata de un proyecto electoral ni busca ser un partido político, pero los resultados de comicios concurrentes importan para la realización del proyecto progresista y democrático.

El despertar

 El salinismo sobrevive
José Agustín Ortiz Pinchetti
Carlos Salinas es un caso muy interesante. Único en nuestra historia contemporánea. Su ascenso fue difícil, protegido por Miguel de la Madrid llegó a ser candidato del Partido Revolucionario Institucional (PRI), aunque éste se resistía. Ya en la Presidencia, demostró una extraordinaria capacidad para impulsar su proyecto personal. Después de elevarse a las alturas, se desplomó. Todo su proyecto tenía como base una sociedad desigual y fragmentada. Se negó a hacer una reforma política. Quería convertirse en jefe máximo. Esto produjo una crisis en el PRI y de ella, quizás, los asesinatos de Colosio y Ruiz Massieu. Su gestión terminó en un desastre múltiple.
Sin embargo, el salinismo llega hasta nuestros días. Es esta atmósfera siniestra que respiramos. Su influencia personal se debe, seguramente, a la élite de empresarios y políticos que son sus cómplices y sus socios. Su herencia política. Está vigente: nuestra adhesión al Consenso de Washington, a pesar de los rendimientos cada vez peores en materia de crecimiento y redistribución. Persiste la voluntad de incorporarnos a América del Norte, empero, de que este propósito ha demostrado su falacia delirante. Gracias a Donald Trump, podemos esperar elegir nuestro propio proyecto.
El PRI-gobierno y el Partido Acción Nacional están de acuerdo: renunciar a la rectoría del Estado y dejar que la economía se dirija por el mercado, es decir, por los grupos que han cooptado al Estado. El proyecto carece de una intención de beneficiar a la colectividad, la codicia dura y pura de una élite que se ha alimentado de corrupción.

El asesinato de Miroslava Breach, inmenso dolor.

Marcos Roitman Rosenmann
Dolor y rabia, no tengo otra manera de expresar la frustración por el asesinato de la corresponsal de La Jornada en Chihuahua, Miroslava Breach. Son muchos los periodistas que han caído víctimas de un poder político vencido a los intereses del narcotráfico y el crimen organizado. Entregados por completo a la voluntad corrupta de un sistema incapaz de dar protección a sus ciudadanos, los gobernantes bajan la cabeza en señal de sumisión. No han sido capaces o no han querido, en pro de obtener migajas, enfrentar el problema. Prefieren la cobardía, disfrutar de lisonjas de quienes controlan el país mediante el terror y el miedo, antes que defender el honor y los derechos civiles y políticos del pueblo mexicano. El sicario que apretó el gatillo es el último eslabón de una cadena que llega a lo más alto. Nadie queda exento de responsabilidades. Las autoridades políticas son las autoras intelectuales de esta felonía. Sus impolutos trajes, camisas de marca, zapatos de charol, coches 4X4, sus extravagantes gustos, son el pago por el silencio y dar el visto bueno para el crimen. El hecho fue una acción premeditada. La manera en que se ejecutó, su escenificación, muestran el camino a seguir por quienes no se dobleguen al poder y cuestionen el entramado que sostienen el crimen organizado y la corrupción.

sábado, 25 de marzo de 2017

Los de Abajo.

 Esperamos no estar solos
Gloria Muñoz Ramírez
Asesinaron a otra periodista en Chihuahua. Asesinaron a otra mujer. A otra madre. A otra hermana. Lo hicieron frente a su hijo de 14 años y dejaron una nota sobre su cuerpo. Corresponsal de este diario desde hace 20 años, Miroslava Breach nos deja muchas preguntas, además de una profunda tristeza, desolación y coraje.
Su caso no es aislado, como no lo es el de ninguno de los 103 colegas a los que han asesinado desde el año 2000, de acuerdo a datos de la organización Artículo 19. Los tres más recientes en este marzo que aún no termina. Murieron por su trabajo, es decir, por el derecho a informar, por no quedarse callados frente a la ola de violencia y violaciones a los derechos humanos que se desataron en México desde hace más de una década, por denunciar complicidades entre el crimen organizado, gobiernos y partidos políticos, como lo hizo Miroslava en uno de sus últimos reportajes.
¿A los periodistas quién nos protege? Antes de esta pregunta está ¿quién protege a la ciudadanía? Justo en estas semanas, ante la inoperancia de todas las instituciones encargadas, la sociedad civil organizada y las familias en busca de sus desaparecidos encontraron más fosas y más restos humanos en Veracruz y Morelos. Y aquí parte de la respuesta. No es ninguna dependencia gubernamental ni creada ex profeso la que ha salido con picos y palas a excavar el territorio. No es ningún gobierno el que promueve las búsquedas, sino familiares y organizaciones solidarias las que van juntando restos y con ellos reconstruyen el mapa de la desaparición.